El gusto del tomate: “La gente elige el híbrido por la vista, pensando que es lo mejor, pero no tiene sabor a nada”

Las diferencias entre el tomate “larga vida” y el platense están a la vista de todos: el larga vida es un híbrido que se presenta con una redondez, dureza y color rojo maravillosos. Lo más parecido a un “perfecto tomate de plástico”, dirá Azucena. Pero la sorpresa llega cuando se lo corta, porque en su interior se encuentra verde, incluso blanco.

“La gente elige el hibrido pensando que es lo mejor para su consumo, pero no tiene sabor a nada”

¿Producir el tomate platense es más fácil o más difícil que el tomate convencional?

-Es más fácil porque la planta tiene mucho follaje y la resguarda mucho del sol. Nosotros no le ponemos nada de químicos y mira (nos muestra el follaje de una de sus plantas) cómo está la planta de hermosa. Solo agua, sol y tierra. Fijate que acá estamos a campo abierto así que tenemos que jugar con el tiempo. Al no fertilizarla hay que tener más cuidado con el riego, esta tiene riego de corrido. También hay que tener en cuenta cuando llueve, que al tener la piel tan finita se empieza a partir. Son delicados, pero son muy ricos y la planta dura.